8 tips para elegir el empaque de productos para transporte aéreo de carga

Protege tu mercancía de roturas, extravíos y robos al trasladarla hacia los aviones, almacenes y usuarios finales

Una de las principales razones por las que el consumidor hace devoluciones es porque el producto que recibe está dañado o inservible. En muchas ocasiones se debe a que el empaque de productos se rompe y golpea durante su traslado, o simplemente no es el adecuado.

Si esto llega a pasar en tu empresa, pueden generarse costos extras por el proceso que implica regresar la mercancía. Habría pérdidas por el reembolso de los pagos, los costos aumentarían si los envíos son internacionales y se hacen en transporte aéreo de carga.

Para reducir el riesgo y las pérdidas, es importante que prestes atención al empaque de productos, entendido como la envoltura que los protege y almacena para facilitar su transporte. Un ejemplo de empaque es una caja grande de cartón que a su vez contiene cajas pequeñas con copas y vasos de vidrio en el interior.

Para que estos artículos lleguen intactos a su destino, el empaque tiene que ser apto para soportar estiba, manipuleo de carga y distribución. También tiene que ayudar a que la mercancía resista las vibraciones del avión producidas por las turbulencias, y evitar el menor movimiento que se pueda cuando la aeronave se inclina al despegar o aterrizar.

¿Cómo empacar los artículos?

El objetivo de un buen empaque es mantener segura la carga, facilitar el paletizado y optimizar el espacio de los contenedores o de la zona de carga del propio avión. Por eso es importante empacar la mercancía de la mejor manera posible porque se puede caer o manejar de forma brusca. Además, te ayuda a que el producto no sea denegado o retenido, evita afectaciones y robos hormiga.

A continuación te compartimos ocho recomendaciones para empacar productos sólidos:

1. Material resistente

Elige materiales que puedan amortiguar golpes, derrame de líquidos o movimientos bruscos. Los materiales más comunes y aptos para transporte aéreo son cartón, plástico, madera y papel. En el caso de la madera, debe cumplir con la normativa NIMF 15 que regula el embalaje de este material en el comercio exterior para evitar que entren plagas a otros países.

Cuando selecciones el material para tu carga considera qué tan frágil es tu producto, sus propiedades y las condiciones a las que puede o no exponerse. Si es material frágil notifícalo en la etiqueta y a los agentes de carga.

2. Etiquetado correcto

Asegúrate de que el producto está bien clasificado y que corresponde a lo que dice en la etiqueta. Debe estar en una zona visible del empaque con información clara, precisa y fácil de leer.

3. Empaque en buen estado

No utilices empaques usados o maltratados que pongan en riesgo el producto. Por ejemplo, una caja de cartón gastado que pueda desplomarse con el peso de la mercancía, o una cinta con poco pegol que haga que la caja se abra al moverla.

4. Relleno para embalaje

Tapa los huecos que quedan en el interior del empaque con hojas de poliestireno, protección de espuma, plástico de burbujas, papel triturado, o materiales biodegradables que ayudan a inmovilizar el producto.

5. Medidas correctas

Procura que el tamaño del empaque sea de acuerdo a las dimensiones de los artículos, y que sea el permitido por las aerolíneas y agentes de carga.

La medida de las cajas master es de 60 por 40 centímetros, mientras que la altura tiene que ser proporcional al tamaño del producto, de acuerdo con la Norma ISO 3394 que establece las dimensiones de los pallets, estivas, plataformas paletizadas y cajas que se utilizan para transportar mercancía. Las cajas master son aquellas que contienen cajas de menor tamaño con productos en el interior.

6. Sellado apropiado

Asegúrate de sellar bien los empaques. Por ejemplo, cierra las cajas con cinta para que el producto no se salga cuando los operadores de carga las están trasladando. No abuses del uso de la cinta. Esto también ayudará a evitar robos hormiga.

7. Indicaciones precisas

Se recomienda preparar las instrucciones de uso o especificar los cuidados que deben darle a la carga. Esto ayudará a que llegue en buen estado y a tiempo a su destino, además de mejorar la experiencia de compra del cliente y satisfacerlo cuando reciba su pedido.

8. Revisa las normas

Si vas a exportar lo mejor es que investigues las normas de empaque establecidas en el país destino para evitar que rechacen tu envío. En países como Alemania no aceptan empaques fabricados con policloruro de vinilo (PVC) ya que lo consideran un contaminante para el planeta. Esto puede pasar en otros países.

Cargo containers against jet engine of freight airplane

Empaques para alimentos

En caso de que tu carga incluya productos perecederos, te sugerimos tomar en cuenta estos tipos de empaques:

  • Frutas y verduras congeladas: Antes de ser empacadas, regularmente son blanquedas en agua caliente o vapor para eliminar la mayor cantidad de bacterias. Se depositan en bolsas pequeñas e individuales que soporten la cadena de frío.
  • Carnes rojas: Este producto debe prepararse en cortes y envolverse en envases para carne fresca como bolsas al vacío o polietileno. Después se agrupa en cajas de cartón.
  • Carnes blancas: Se deben envolver en embalajes que tengan la mejor impermeabilidad posible al oxigeno.
  • Pescados y mariscos: Normalmente estos alimentos se empacan en bolsas pre-formadas de polietileno o al vacío en bolsas pre-formadas laminadas. Algunas empresas optan por almacenarlas en cartón master laminado.

Probablemente estás pensando si es seguro el transporte aéreo de carga para trasladar alimentos. La respuesta es sí, porque los aviones de carga utilizan cámaras frigoríficas que mantienen temperaturas frías aptas para que la comida no tenga pérdidas. Estas evitan que se echen a perder durante el traslado.

También emplean contenedores con control activo de temperatura. Se trata de unas cajas con un espacio que se llena de hielo seco y un ventilador para mantener la temperatura de los alimentos. También es común el uso de mantas térmicas y gel pack que cubren los pallet a modo de fundas.

En general, el empaque de mercancía para transportar vía aérea tiene que cumplir con tres características: Fácil de manejar con medios manuales o mecánicos; resistente contra impactos, vibraciones, aceleraciones o el peso que le pongan encima cuando paletizan; y en ocasiones impermeable para proteger los productos de la humedad y tengan ventilación.

Ahora es momento de que elijas el empaque más adecuado para tu mercancía considerando nuestras recomendaciones. Tus productos estarán seguros y llegarán a su destino en las mejores condiciones. 

Compártelo
Share on facebook
Share on linkedin
Share on telegram
Share on twitter
Share on whatsapp

Posts relacionados

Últimas noticias

Tags

Somos la plataforma neutral para agentes de carga. Envía todos tus embarques de Asia y México de forma segura y rápida.

Empieza a cotizar ahora

Síguenos

Suscríbete

Conecta con nosotros y mantente atento de las últimas noticias.

Suscríbete al Newsletter