T-MEC: Oportunidad de oro para el desarrollo de la industria logística en México

Estas son las posibilidades del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá que podrían favorecer el desarrollo de la logística mexicana y la actividad comercial.

Con la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), nuestro país tiene una gran oportunidad para convertirse en el proveedor más importante del mercado canadiense y estadounidense, y así fortalecer su posición en el comercio mundial. El nuevo acuerdo comercial fomenta la apertura al comercio exterior entre estos países, y genera nuevas oportunidades para que la industria logística en México siga desarrollándose al darle soporte a las importaciones y exportaciones mexicanas.

Esto representa un impulso para la industria logística en México, siendo los sectores automotriz, aeroespacial y comercio electrónico algunos de las más beneficiados, especialmente en la zona del Bajío donde se concentra la mayor actividad comercial de estas industrias.

Aunque es cierto que el T-MEC permitirá que sigan existiendo condiciones favorables para que la logística mexicana recupere su dinamismo y siga evolucionando, será primordial que el país tenga la infraestructura necesaria para aumentar la producción y su capacidad de trasladar carga y así abastecer a los mercados de América del Norte.

T-MEC: Oportunidad de oro para el desarrollo de la industria logística en México

Aumento de exportaciones

Recordemos que el T-MEC entró en vigor en 2020 y sustituye al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que estuvo activo durante 26 años. En este nuevo acuerdo no solo se han agregado capítulos (suman 34 en total hasta el momento), también se modernizaron muchos de los que ya existían en el TLCAN para facilitar y mejorar el intercambio de mercancías, bienes y servicios entre los tres países firmantes.

Aunque el primer año del T-MEC se cumplió en medio de una crisis sanitaria y económica a nivel global que resultó en la interrupción de las cadenas de suministro, hoy, este acuerdo comercial representa casi el 26% del PIB mundial. En México respaldó al sector exportador e impulsó la recuperación económica del país. Tan solo en 2020, las exportaciones mexicanas hacia Estados Unidos incrementaron a 77%, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Mientras tanto, de enero a agosto de 2022, las exportaciones mexicanas tuvieron un aumento interanual de 18.9%, de acuerdo con INEGI, y se estima que las exportaciones mexicanas cerrarán 2022 con un valor de 540 mil millones de dólares, según previsiones del Consejo Empresarial de Comercio Exterior, Inversión y Transferencia de Tecnología (Comce).

Otro dato importante es que cerca del 84% de las exportaciones mexicanas se destinan a Estados Unidos y Canadá, siendo el T-MEC un factor que ha influido en la actividad comercial del país azteca. Entre los principales productos exportados se encuentran máquinas para el procesamiento de datos, automóviles tipo turismo, vehículos para transporte de mercancía, partes y accesorios automotrices, y televisores, de acuerdo con información de la Secretaría de Economía.

Tierra fértil para el desarrollo del sector

Pero, ¿cuáles son las oportunidades que tiene la logística mexicana con el T-MEC y las posibilidades que brinda? Estas son algunas:

  1. Con la entrada en vigor de este acuerdo comercial, México se ha colocado en una posición privilegiada en materia de comercio exterior, ya que tiene acceso preferencial a los mercados de América del Norte (Estados Unidos y Canadá), dos de los más grandes y activos en la logística global.
  1. Entre las nuevas disposiciones del T-MEC, se incluyó un capítulo laboral que pide a Canadá, Estados Unidos y México garantizar negociaciones colectivas, y se centra específicamente en la actividad comercial de manufactura, que representan casi el 90% de las exportaciones mexicanas. De estas, el 80% se destina a Estados Unidos.
  1. Este tratado eliminó los aranceles a las exportaciones a Estados Unidos, lo que favorece la producción mexicana en diversas industrias, especialmente en la fabricación de automóviles y componentes automotrices.
  1. Preserva la integración de América del Norte, y garantiza el acceso a mercados, además de proveer certidumbre. Y no solo eso. También incentiva el desarrollo de empresas productivas en la región, un hecho favorable que detonará la generación de más empleos en el país.
  1. Otro de los beneficios de este acuerdo para la industria logística, es que supone una disminución significativa en los costos de las cadenas de suministro, al establecer procedimientos aduaneros que ayudan a simplificar el tránsito de carga.
  1. El transporte transfronterizo también se ha visto beneficiado con el T-MEC, ya que garantiza la solicitud de nuevos permisos para que transportistas mexicanos realicen recorridos de larga distancia en la frontera. Podrán hacerlo fuera de un programa demostrativo, siempre y cuando obtenga permiso del Departamento de Transporte de Estados Unidos (DOT).

Desafíos a superar

Pese a que el acuerdo comercial representa una oportunidad para que el sector logístico progrese en el país, el gobierno mexicano debe fomentar buenas prácticas regulatorias en las empresas, con el fin de generar transparencia y fomentar la rendición de cuentas. Otro de los retos que supone el T-MEC en México para el sector logístico es procurar la protección de datos de usuarios, el pago de impuestos y el mejoramiento de la infraestructura logística.

En materia portuaria se requiere infraestructura que permita mayor capacidad de traslado de mercancías, ampliar la capacidad multimodal y la conectividad ferroviaria. A medida que esta se desarrolle, existirá un aumento en las importaciones y exportaciones mexicanas. Diversos especialistas en comercio exterior y logística coinciden en que también es necesaria la adecuación del marco normativo para facilitar el comercio, invertir en infraestructura de servicio, cumplir con los acuerdos en medioambiente, brindar certeza jurídica, simplificar trámites y procesos aduaneros, y regular el transporte.

Hace unos meses surgió la duda de si México seguiría formando parte del T-MEC, debido a las controversias generadas por la inconformidad de Estados Unidos y Canadá entorno a la materia energética. Sin embargo, Marcelo Ebrard, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, aseguró que México no tiene intenciones de abandonar el acuerdo, y que seguirán sumando esfuerzos para fortalecer e impulsar el comercio exterior en el país.

Suscríbete al Newsletter