Tendencias de logística sustentable, el futuro de la industria para rescatar el planeta

Conoce las prácticas de logística sustentable que está aplicando la industria a nivel mundial para reducir los niveles de contaminación ambiental.

La responsabilidad social con el medio ambiente está tomando mayor fuerza en la industria logística a nivel mundial. Tanto empresas como freight forwarders están implementando prácticas de logística sustentable, para contribuir desde su campo a la reducción de la huella ambiental que generan los productos durante su ciclo de vida.

¿Cuál es la razón? Nuestro planeta enfrenta grandes retos ambientales. Tan sólo en 2016 se generaron más de dos mil millones de toneladas de residuos sólidos urbanos, y se espera que incremente 70% en 2025, de acuerdo con datos del Banco Mundial. De ahí surge la necesidad de adoptar medidas de logística sustentable, que ayuden a minimizar la producción de desechos de embalaje, y las emisiones de dióxido de carbono (CO2) producidas por el transporte aéreo, terrestre y marítimo.

Países como Noruega, Estados Unidos, Alemania e Israel adoptaron la logística verde  (también conocida como logística sostenible o ambiental) en sus operaciones. Cuentan con prácticas sostenibles que van desde el uso de vehículos eléctricos para entregas de última milla y transporte multimodal, hasta la transformación de gases de efecto invernadero en combustible para automóviles.

Logística Sustentable Aérea

Logística verde, un compromiso de las empresas

La logística sostenible también representa un valor agregado y un diferenciador para las organizaciones. Les permite ser más competitivas en el mercado y atraer a públicos como la generación millennial, con preferencias de consumo hacia las empresas y productos que son responsables con el medio ambiente.

Por esta razón, en Logikoss te presentamos cuatro tendencias de logística sustentable que están transformando la industria y que puedes implementar en tu organización.

1. Logística inversa de residuos

Las empresas están adoptando procesos de logística inversa para recolectar productos y materiales de desecho como los embalajes, ya sea para regresarlos a los centros de abastecimiento o llevarlos a una planta de reciclaje. El objetivo principal es contribuir en la reducción de la huella ambiental y darle una segunda vida a los desechos. Entre los beneficios de implementar esta práctica está la reducción de costos de operación y mejora en la reputación de la empresa.

2. Construcción de almacenes sostenibles

Otra de las tendencias que está tomando relevancia es la construcción de centros de distribución y almacenes con eficiencia energética. Se caracterizan por tener un ahorro importante en el consumo de energía eléctrica y agua, reciclar desechos y aprovechar el agua pluvial. Los espacios que cuentan con estas prácticas se acreditan como sostenibles y obtienen la certificación LEED (Leadership in Energy & Environmental Design).

Por lo general, los centros de distribución y de almacenaje consumen más energía que los sectores industriales y de transporte, según datos de APICS Capítulo México. Sin embargo, aquellos con certificación LEED suelen gastar 11% menos de agua, generan 34% menos emisiones de dióxido de carbono, y utilizan hasta 25% menos de energía.

Incluso algunas empresas han decidido instalar sus bodegas en ubicaciones estratégicas cercanas a aeropuertos, carreteras, puertos y clientes. Un ejemplo de esto son las dark store que se ubican en zonas con gran densidad de población y actividad comercial. Así las entregas de última milla se realizan en menor tiempo y las flotillas emiten menos cantidades de CO2 ya que las distancias son más cortas.

3. Uso de tecnologías 4.0

Cada vez más empresas integran tecnologías digitales en el área de logística para automatizar los procesos y volverlos sustentables en la cadena de suministro. Por ejemplo, existen empresas de ecommerce o delivery que desarrollan algoritmos para optimizar rutas, acortar tiempos y distancias en las entregas. Gracias a esto también es posible reducir la producción de dióxido de carbono.

La robótica, inteligencia artificial, internet de las cosas (loT por sus siglas en inglés), impresión 3D y big data, son algunas de las tecnologías más utilizadas en la logística verde. De acuerdo con el estudio La sostenibilidad ambiental del comercio electrónico elaborado por DHL, estas tecnologías tienen aplicación en siete áreas: embalaje, soluciones de entrega, logística inversa, transporte de carga, almacenamiento, economía circular y cadena de suministro.

4. Traslados en flotillas verdes

El 80% de la contaminación ambiental que se genera en México es producida por el transporte público y de carga, de acuerdo con el Consejo Internacional de Transporte Limpio (ICCT por sus siglas en inglés). La razón es que muchos vehículos utilizan tecnología obsoleta y no regulan las emisiones de CO2.

Esto ha dado pie a que las empresas logísticas implementen vehículos eléctricos o híbridos principalmente para las entregas de última milla. Compañías de talla mundial como Walmart y Amazon ya tienen planes de operar con furgonetas eléctricas de reparto y drones en diferentes países, con el fin de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Es un hecho que la sostenibilidad en la cadena de suministro continúa ganando impulso. Las empresas han comenzado a invertir en opciones de transporte, almacenes y tecnología eficiente y amigable con el medio ambiente, aunque todavía queda mucho por hacer. Ahora más que nunca es necesario sumar esfuerzos para disminuir el daño ambiental asociado con las operaciones logísticas de las empresas.

Compártelo
Share on facebook
Share on linkedin
Share on telegram
Share on twitter
Share on whatsapp

Posts relacionados

Suscríbete al Newsletter